Naruto Mito Rol
¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Miér 17 Jul 2013, 23:33.
Últimos temas
» Alguien?
Miér 13 Ene 2016, 03:01 por Near

» Registro de Clanes
Vie 03 Oct 2014, 01:53 por TomUchiha

» Registro de Aldeas/Organizaciones
Vie 03 Oct 2014, 01:53 por TomUchiha

» ficha de tom
Vie 03 Oct 2014, 01:52 por TomUchiha

» vuelvo?
Vie 03 Oct 2014, 01:51 por TomUchiha

» Foro RPG Naruto (Élite)
Jue 17 Abr 2014, 12:55 por Invitado

» Registro Físico
Miér 16 Abr 2014, 16:52 por Nagato Ckan

» Naruto SnG
Lun 07 Abr 2014, 08:30 por tsurugi

» rango
Lun 07 Abr 2014, 02:25 por Natsu Dragneel

Administradores Moderadores
Afiliados de Elite
Blood Of ShinobiKyubi Arena

Nada de lo que pasó es olvidado, incluso si ya no lo recuerdas...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nada de lo que pasó es olvidado, incluso si ya no lo recuerdas...

Mensaje por Mizuki el Vie 28 Feb 2014, 01:19

Un nuevo día comenzaba a aparecer por aquellos lugares, más precisamente en la aldea de Ame, tras las montañas que a penas se podían ver los primeros rayos del sol aparecían, pero a medida que el amanecer se aproximaba, aquellos rayos dejaban de ser preciosos a su salida, pues las nubes típicas del sitio comenzaba a cubrir el sol del lugar, denotando un día gris y nublado como lo eran todos los demás, repetidos, sin cambios repentinos. 

Esto mismo lo sabía la kunoichi quien comenzó su día como siempre lo hacía, mientras trataba de levantarse, aunque ya estaba despierta en su cama, debía luchar con eso a lo que se llamaba pereza, pues le era algo complicado poder levantarse, ya que un clima diferente se vivía afuera. Mientras caía rodando de su cama hacia el suelo, comenzó finalmente su día, tomó así una pequeña ducha y se vistió de manera que siempre lo hacía, acomodándose finalmente sus cabellos. Se dirigió hacia la cocina para tomar su desayuno de manera tranquila, pues ese día no tenía muchas obligaciones que cumplir como las tenía los días anteriores. Cuando termino de la manera mas pacífica aquel desayuno, se terminó de preparar, para salir, rumbo a lugares que ella no sabía, pues aquel día era su día libre de misiones y obligaciones. 

Cuando salió de su hogar dio una cuentas vueltas "es un día realmente tranquilo, debería ir sin rumbo a donde solo mi caminar me lleve...." pensó en esos instantes, pues la misma aldea parecía en completa paz, mientras emprendió su caminar lento, ya que quería disfrutar aquellos pequeños momentos que no podía muchas veces observar por estar siempre corriendo. Los  aldeanos a esas horas se encontraban comprando, junto a niños que recorrían cada uno de los lugares, de manera realmente apacible. Mientras mas caminaba, más podía observar aquellos momentos que se perdía mayormente, sin poder disfrutarlos, pero no era la hora de pensar en ello, ahora mismo estaba disfrutando de aquello que hacía tiempo no veía.

Al seguir con su caminata, sin darse cuenta había llegado hasta donde era ahora la academia, pues eso realmente le trajo algunos recuerdos, más de su niñez, cuando recién comenzaba a asistir ala academia para ninjas, haciendo una una sutil sonrisa se presentara en sus labios. Al ver una de las bancas vacías en el sitio cerca de la academia, se dirigió hasta allí, sin pensarlo dos veces, para tomar asiento. Ya sentada en el sitio disfruto tan solo unos momentos de la brisa que ahora se hacia presente, tal como parecía era una brisa de lluvia la que se sentía en el ambiente. 

Sin prestar mucha razón al clima que estaba próximo, decidió recorrer aquel lugar nostálgico, aunque ahora fuera una chunnin, jamas olvidaría los días en la academia, y de la época en la que había sido gennin y estudiante en la misma. Mientras recorría el lugar escucho unos bullicios que provenían del los lugares que se encontraban detrás de la academia, pues al parecer estaban en entrenamiento. La pelilila se dirigió, pero con suma cautela al sitio, sin ser detectada por nadie, simplemente para observar lo que hacían. Al observarlos a aquellos pequeños futuros no pudo evitar sonreír, ya que aquella escena le era algo familiar, fue que se recostó sobre aquel tejado en el que se encontraban observando. 

Fue que pasaron unas horas, haciendo que su estomago le pidiera comida, se sentó aún estando en ese lugar y deslizó sus manos hacia su vientre, acariciandolo mientras miró al frente -tengo hambre....- pronunció seguido de una pequeña sonrisa en sus labios, fue que decidió bajarse del sitio en donde se encontraba, nuevamente en sigilo, para no interrumpir el entrenamiento de los niños que quizás pronto irían a almorzar también. Al salir de la academia vio uno de esos pequeños puestos de comida que desde niña le habían gustado, y no dudo en acercarse hacia el de manera alegre. Al llegar solo le sonrió de manera amable a aquella vendedora, pidiendo así algo para comer, pues eso era lo que deseaba con tantas ansias. Vio aquella caja con comida en sus manos, luego de pagarle a la vendedora una sonrisa se dibujo en su rostro, mientras nuevamente se sentó en una de las bancas vacías de la academia, para disfrutar de aquellos fideos instantáneos. Tales sabores en su boca la hacían recordar lo mucho que le agradaba salir de la academia cuando era niña e ir inmediatamente a alimentarse en esos puestos de comida. 

Ante tales recuerdos, mientras comía un pequeño niño se le había quedado observando, hacia tiempo parecía, pues eso era lo que parecía, mientras observaba con detención al caja de comida de la pelilila, haciendo que la misma lo observara de manera detenida -¿quieres?- le preguntó , viendo como el niño asentía afirmativamente, mientras tomo con mas fuerza su caja pero busco entre sus cosas y sin darle tiempo al niño que se encontraba delante de ella, le coloco un dulce en su boca, haciendo que el niño se fuera feliz del sitio. 

Cuando finalmente termino su comida, se puso de pie del sitio, y comenzó a caminar nuevamente, sin rumbo pero antes de que pudiera dar un paso más recordó algo que debía hacer antes de retirarse de la academia. Paso a los interiores del lugar,mientras sacaba en el camino un pequeño envoltorio, y fue hacia uno de los salones de la misma, y guardo aquella nota en donde estaba el escritorio de su antigua sensei, y luego se retiro como del mismo modo que llego del lugar, en silencio pero con una sonrisa en su rostro, mientras salía del lugar solo pronunció unas palabras -gracias- al decir esto último, paso a emprender un camino diferente, pero hacia un destino ya fijado, pues no todos los días libres son libres sin tener una pequeña reunión con tus compañeros de equipo....

Aquella nota era en agradecimiento y reconocimiento a aquella mujer quien había sido su guía en aquel sitio cuando a penas había llegado, pues aquella nota resaltaba solo una frase...

"La vida no siempre va de la manera que esperas, pero aún así tienes que vivirla"

______________________________________________
Hablo//"Pienso"//Actúo


Mizuki
Chunin
Chunin

Mensajes : 10

nagato ckan
Ryos: 100.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.